La moda evoluciona a tal ritmo que no siempre somos capaces de exprimir nuestras prendas al máximo. Es decir, que la mayoría de las veces las dejamos de usar, estando prácticamente nuevas.

Por ello, proliferan los sitios webs especializados en la compra y venta de ropa usada; el clásico mercadillo, pero ahora trasladado a Internet.

Páginas como eBay, Closkey o Chicfy se cuelan en las primeras posiciones del ranking, en cuanto a la venta de este tipo de ropa.

Suponen una buena solución, tanto para el cliente, como para el vendedor. Por un lado, seremos capaces de sacarnos un dinerillo extra por esa ropa que no vamos a usar, aquella que se acumula en el armario y a la que no somos capaces de darle salida.

El comprador, por su parte, se encontrará con ropa que está prácticamente nueva, pero a un precio tan ajustado que se adaptará a lo que está pensando en poder pagar por la misma.

La evolución del mercado de la moda y complementos a través de Internet

Los diseñadores de moda y complementos también han encontrado en Internet una sólida plataforma desde la que pueden vender su propia línea de productos (nuevos, no usados).

El principal problema de tener una tienda online es que, por lo menos en un primer momento, puede parecer que su manejo es muy sencillo, pero pronto nos daremos cuenta de que no es así. Tendremos que gestionar stock de productos, precios, proveedores, fichas de clientes, envíos… por lo que hará falta una plataforma que no solo sea capaz de trabajar con todas las funciones necesarias, sino que, además, cuente con un interfaz intuitivo para que el administrador no se tenga que complicar demasiado la vida.

Shopify permite trabajar a través de un sistema de plantillas completamente personalizables; de tal manera que, aunque dos empresas diferentes partan de la misma plantilla, el resultado final será completamente distinto, cubriendo las necesidades de cada entidad por su parte.

“Logística ecommerce” y porque es tan importante para la tienda online

Si conseguimos que nuestra tienda empiece a evolucionar, pronto los pedidos, que antes se podrían contar por los dedos de una mano, se venderán por decenas, por centenas incluso hasta por miles. Y, aunque esto es muy positivo, puede ir de la mano con algunos problemas que deben de ser cuidados.

Por ejemplo: el cliente se puede quejar si el pedido no le ha llegado a tiempo, o si bien ha llegado en mal estado. Será entonces cuando el administrador del negocio tendrá que enfrentarse a los caóticos mails en forma de quejas, así como a las amenazantes llamadas de quejas.

De aquí se desprende la importancia de contar con un buen sistema de logística; de gestionar completamente el stock de nuestra tienda online, de contar con un ágil y seguro sistema de envío, así como de ser capaz de responder ante cualquier problema que se le pueda presentar al cliente en un momento dado.

Conviene tener claro que no tiene nada que ver vender una pieza de ropa de forma esporádica, en páginas como eBay, que dedicarnos a este mundo a nivel profesional, potenciando nuestra marca a nivel online e intentando hacer un negocio online seguro y rentable.

La empresa debe de contar con un sólido sistema de gestión de logística para tiendas online si quiere ganarse un puesto en este mercado tan competitivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *